Jugando al Poker online como auténticos jugadores profesionales

Cuando somos principiantes en el poker, la imagen del juego que tenemos es relativamente limitada, y por lo general corresponde a la clásica partida de Texas Hold ‘Em sin límite. Sin embargo, la auténtica emoción del poker no se vive en las partidas regulares del juego, por mucho dinero que llegue a apostarse en ellas. La auténtica élite del poker lleva a cabo su mejor juego en los torneos: competiciones multitudinarias que aglutinan botes que harían millonario instantáneamente a cualquier jugador, y en las que también podemos participar en un casino online. Para conseguir llegar a la mesa final de un evento de gran calibre, se necesitan años de práctica y la capacidad de derrotar a decenas de contrarios por el camino.

A pesar de todo, hay jugadores ambiciosos que siempre quieren más. En el poker no sólo hay una gran cantidad de torneos de todas las clases que podamos imaginar, sino también modalidades de juego que dinamizan las horas que dedicamos al manejo de las cartas. Estos juegos, como el Omaha o el Five Card Draw, no sólo nos proporcionan diversión ilimitada, sino que nos ayudan a expandir nuestra visión de la parte probabilística y matemática del juego y nos ayudan a conocer la baraja al dedillo. Un jugador que domina diversas variedades del poker, es probablemente un jugador que conoce los múltiples aspectos del juego a la perfección. Es por eso que una de las grandes diferencias entre un jugador aficionado y uno profesional es la facilidad para intercambiar entre modalidades de juego casi sin pestañear.

El torneo HORSE es una de las competiciones más complejas jamás creadas, y además de incluir grandes premios que se suman según avanzan las rondas, aglutina a los jugadores de poker con mayor experiencia y versatilidad. Como quizá ya hayas adivinado, el torneo HORSE es una competición multijuego: los jugadores van cambiando de variedad según la partida, alternando entre Texas Hold ‘Em, Omaha Hold ‘Em, Razz, Stud, y Eight or Better. Todas estas modalidades tendrán un límite de apuesta determinado, para asegurar que todos los jugadores puedan llegar a las diferentes rondas con relativa facilidad, siempre que ejerzan un buen control de su bankroll.

Este tipo de competiciones provocan una alta rivalidad y aseguran la diversión constante de los espectadores, ya que los jugadores siempre contarán con un punto fuerte distinto al de los demás. Es posible que un gran jugador de Texas Hold ‘Em domine las diferentes fases de este juego, pero que lo pierda todo en la subsiguiente partida de Omaha o Razz. Por lo tanto, los jugadores estarán obligados a aprender al dedillo las reglas y estrategias de cada uno de los juegos y a adaptar su estrategia según las habilidades con las que cuentan en cada uno de ellos. El torneo HORSE ha alcanzado tal fama que, en la actualidad, se celebra un evento dedicado a este tipo de competición en el Campeonato Mundial de Poker Online (WCOOP), la competición de poker online más grande del mundo. El HORSE también tiene su lugar en las Series Mundiales de Poker, el torneo de mayor prestigio que un jugador puede alcanzar en mesas físicas.



Antes de pasar a explicar la mecánica de un torneo de HORSE, conviene hacer un inciso para aconsejar a aquellos jugadores de experiencia baja o media que desean dar sus primeros pasos en un torneo de este tipo. Si queremos experimentar con nuevas estrategias o modos de juego, es imprescindible hacerlo con el mínimo riesgo, y para eso las casas de apuestas de gran calidad, como Bet365, ponen a disposición del jugador una amplia serie de ofertas y promociones. Una de las más rentables es el bono de bienvenida, que reintegra de forma gratuita a los jugadores una parte de su primer ingreso en el casino online.

Si, por ejemplo, hemos invertido 100 euros en nuestro primer ingreso y tenemos derecho a un bono de bienvenida del 100% hasta 500 euros, la casa nos repondrá otros 100 euros adicionales en nuestra cuenta sin coste alguno. Para ello sólo tendremos que registrarnos en la página web oficial de Bet365, pudiéndose dar la eventualidad de que la casa nos ofrezca la introducción de un código promocional Bet365. Este código no guarda relación con el acceso al bono de bienvenida estándar de Bet365. Si aun así queremos encontrar un código promocional Bet365, podremos buscarlo en la red, a través de páginas sobre el poker online, las apuestas o el juego.

Una vez nos encontremos decididos a entrar en un torneo de HORSE, debemos saber que cada una de las fases comenzará con un juego diferente. La primera fase corresponderá al conocidísimo Texas Hold ‘Em, pero esta vez será una partida con límite de apuesta. En este juego, como quizás ya sabremos, contamos con dos cartas privadas, mientras que las cinco cartas restantes se colocarán sobre la mesa y se irán liberando en las distintas rondas. Los jugadores competirán por tener la mano más alta. El Texas Hold ‘Em es probablemente el juego más estratégico de poker, ya que el equilibrio entre información comunitaria y privada es casi perfecto.

Seguidamente, pasaremos a disputar una fase de Omaha Hi/Lo. Esta variante del Ohama Hold ‘Em se distingue porque las cartas de menor valor también resultan de gran importancia, y en la mayoría de rondas el bote se repartirá entre la mano más alta y la más baja. Sin embargo, para que la mano baja sea válida, es necesario que todas las cartas sean menores de 8 y diferentes entre sí. A diferencias del Texas Hold ‘Em, en el Omaha recibiremos cuatro cartas privadas, y tendremos que usar dos de ellas para formar una mano final con las cinco cartas comunitarias de la mesa, introduciendo un punto de incertidumbre e imprevisibilidad en el desarrollo de la partida.

La siguiente fase corresponderá al Razz, una variante lowball del Seven Card Stud, donde la mano más baja será siempre la ganadora. Sin embargo, esta mano baja se decide según el método de as a cinco, en el que dentro de la clasificación de manos bajas, las que van desde el as al número cinco son siempre las de mayor valor. En esta enrevesada variante, contaremos con siete cartas (la mayor parte de ellas comunitarias) que se irán liberando lentamente durante la partida hasta el desenlace final. Pasaremos entonces al clásico Seven Card Stud, la variante original que dio nacimiento al Razz, y dónde las manos altas vuelven a contar con todo el protagonismo.

poker


El colofón final estará a cargo del Eight or Better, también conocido como Seven Card Stud Hi/Lo. Este juego supone una vuelta de tuerca final al concepto básico del Stud, y supone uno de los juegos más complicados y habilidosos del poker. En esta variante, mezcla de las dos anteriores, tanto la mano más alta como la más baja cobrarán valor. Para la mano más baja se aplicarán las mismas reglas que en el Razz, y será necesario contar con una mano que se sitúe entre el as y el cinco. Será normal que, llegados a este punto de la partida, muchos jugadores hayan sufrido heridas mortales en su bankroll. El objetivo de este Stud Hi/Lo es introducir la posibilidad de que se den grandes manos en una sola ronda, para así introducir un punto final de competitividad inigualable, capaz de lanzar de nuevo a muchos jugadores que lo creían todo perdido a la carrera estelar hacia la victoria.

Como podemos comprender, la introducción de tres rondas de Stud en un torneo HORSE tiene el objetivo de crear la máxima expectación y cargar la partida de nervios. El Texas Hold ‘Em supone una simple toma de contacto para los jugadores, que comienzan a leer las actitudes de unos y otros sobre la mesa. La ronda subsiguiente de Omaha comienza a complicar ligeramente las cosas, pero es en las rondas de Stud donde las grandes victorias y derrotas se cuecen.

No serán pocos los jugadores que se lamentarán de haber conseguido una mano que hubiera sido perfecta para Razz en la fase siguiente, en la que el juego será totalmente diferente y podrá no tener ningún valor. Los jugadores más propensos al tilt, con un mal control de las emociones, perderán los nervios en las rondas finales del torneo y se sentirán obligados a apostar sin demasiado conocimiento. Estas características convierten al HORSE en, probablemente, el torneo de poker que requiere más resistencia y conocimiento de la baraja, además de exigir un claro control de la probabilidad matemática. La máxima competitividad siempre estará asegurada en un casino online líder, como Bet365, PokerStars, Bwin o Betfair.